Hermosos poemas del Día de la Madre para suegra

Para mí, eres la segunda madre, digo desde el corazón, sin engaño. Te felicito por el Día de la Madre, te deseo una larga vida.¡Sé siempre joven y hermosa, la madre más feliz del mundo!

Mi querida suegra, te adoro, ¡te agradezco por la felicidad que me diste! La felicidad es tu hijo, que se convirtió en mi esposo, como una pared de piedra, ¡he estado viviendo detrás de él desde entonces!

¡Hoy es el Día de la Madre, me apresuro a felicitarte, y que cada hora de tu vida sea feliz!¡Deja que pasen los años, no es problema, mi amor y honor que siempre encontrarás!

¡Me crutaste un marido! Te deseo mucha felicidad y sonrisas en esta brillante fiesta de mamás.

Que siempre estés sano, logres todos tus objetivos, muévete con valentía a través de la vida. Que el éxito siempre te espere.

Deje que las luces traviesas jueguen brillantemente en tus ojos, ¡deja que los días cálidos siempre te calenten con comodidad!

Feliz Día de la Madre, querida suegra, te deseo de mi corazón: que bondad, amor,

La felicidad, la alegría y la alegría pueden llegar a tu casa, y siempre, de hecho, ¡vive en ella!

Nunca esperé o supuse que estaría relacionado con una verdadera dama, tuve la suerte de que la madre de mi esposo se convirtió en mi querida y querida madre.

A menudo vengo a ti con una pregunta, pido ayuda, pido consejos, siempre encuentro tu atención, estoy listo para escucharte.

¡Feliz día de la madre! Estoy feliz de que seamos amigos. Te abrazo con una sonrisa, eres mi mamá favorita.

Dicen que eres mi suegra, que esas personas solo beben sangre.¡Pero estoy orgulloso de decir que te llamo «mami»!

No eres un extraño en absoluto, eres tan querido como mi mamá, ¡somos una familia!

Te has convertido en madre para mí, mi amada suegra, supongo que no dicen en vano, somos de la misma sangre.

Para su ayuda y amabilidad, para su importante consejo, te amo como el mío y te lo confieso.

Que los años nunca envejezcan, que Dios te conceda buena salud, y que una sonrisa siempre llega a tus labios.

Le escribo a mi querida suegra. Hoy es unas vacaciones maravillosas. Te deseo éxito y susurraré «Gracias».

Gracias por ese hijo, gracias desde el fondo de mi corazón.¡Gracias por tu querido hombre y que tu vida esté libre de tristeza!

En estas vacaciones, no les deseo dolor ni problemas en su vida. Y deja que tus ojos brillen de tus victorias.

Quiero que entiendas por lo que estoy agradecido. Tengo otra madre, y lo digo en todas partes.

En este día, mamá, les deseo una sonrisa en tu rostro. Deje brillar la llama de la felicidad, cubriendo todo como polen.

Que la fuente de la vida brote con salud y belleza. Que lo mejor te encuentre y cubra tu cabeza con él

Gracias por mi hijo, ¿qué haría sin ti? ¿Dónde buscaría a un hombre como tú? Una madre maravillosa lo crió, él es el mejor, créeme, ¡no hay nadie más hermoso! Y hoy, en estas vacaciones, les deseo muchos deseos, hay muchas madres en el mundo, solo una tiene un hijo.(señala a su esposo)