Gracias a los médicos en verso y prosa

Un médico de Dios, eso es seguro, no puede encontrar tal médico en ningún lado.¡Te deseo prosperidad en tu trabajo!

¡Desearía que todos te admiraran, que el éxito te estaría esperando en todo, que los pacientes admiren tu habilidad suprema!

¡Gracias por su comprensión, por su amable atención, por su tratamiento fiel, por estar cerca!

Eres el mejor médico, solo eres Dios, ¡que el mundo sea amable y amable contigo!

Me gustaría expresarle mi gran gratitud por su tremenda ayuda, por su capacidad de respuesta, por un tratamiento de calidad, por ética médica y para profesionalismo en su trabajo. Gracias por su interminable amabilidad y actitud cálida. Les deseo todo lo mejor y solo a los pacientes agradecidos.

Por el hecho de que puedo conocer al nuevo amanecer, quiero agradecerle al médico.

Una vez más, la vida brillará con colores brillantes, y una vez más creo que mañana vendrá.

Gracias por su noble trabajo, porque vivo y respiro libremente.

Estoy feliz de vivir, sueño, amo, te agradezco por mi vida, doctor.

Gracias por su amabilidad y por su atención y calidez. Gracias por el tratamiento y por la ausencia de dudas.

Estamos agradecidos por su trabajo de parto. Que el cielo te conceda honores y bendiciones dignas por tu coraje y valentía.

Te agradecemos sinceramente y mantenemos tu nombre en nuestros corazones. Que Dios te conceda felicidad en tu camino, que nunca estés triste.

Gracias, médico, que me ayudaste, trabajaste, trabajaste tan duro como pudiste, me salvaste la vida, y eso es importante, y te comportaste valientemente.

No olvidaré el trabajo, la buena acción, usted es el mejor médico, declaro audazmente, no me cansaré de agradecerles, ¿cómo puedo agradecerle más?

Salvas a las personas todos los días, la salvación es el significado de tu vida, si el mundo tuviera más médicos como tú, nuestras vidas serían mejores.

Mientras estemos sanos, no lo notamos, y si no estamos bien, nos apresuramos a decirle cómo sufrimos, cómo queremos volver a estar sanos.

¡Suyas, gracias por eso! Estamos muy, muy agradecidos de ti, estamos listos para alabarte en canciones y sonetos. Cree nuestras palabras sinceras

¡Gracias, doctor, por todo! Eres quien nos salva de problemas. Apoyarlo en su hora de necesidad, volveremos a usted nuevamente.

¡Le deseamos energía, fuerza e ingresos que su trabajo trajo a la familia que vivía siempre en prosperidad y todo estaba en orden!

Eres médico de Dios, eres maestro, perteneces a un hospital, para tratar y ayudar a las personas, ¡quiero agradecerte!

Por tratarme con corazón y alma, te agradezco todo, ¡y también te agradezco!

Para su trabajo de parto y manos doradas, nunca me canso de agradecerle.¡Quitaste toda la dolorosa agonía y trajiste color a mi vida!

La expresión «Doctor de Dios» ha existido durante mucho tiempo. Te deseo fuerza, amabilidad, paciencia, y que tu regalo de curación no se desvanezca

¡Te estamos agradecidos sin medida!¡Eres un verdadero médico! Que tengas mucha suerte.¡Y deja que tu felicidad sea tan grande como un tsunami!¡Eres un gran hombre! Deja que el equipo esté orgulloso de ti. Buena salud, médico, para usted para siempre!